Bardetango       O Portal do Tango no Brasil

 Aulas de tango - aprenda a bailar facilmente

   www.bardetango.com.br                          Letras de Tango

Letras de Tango / Tango Lyrics

Letras de tango enviadas pelo Jornalista Hamilton Almeida de São Paulo - SP, e-mail: hamilton_xxi@yahoo.com, como uma contribuição cultural a este Portal do Tango. As letras abaixo, assim como as partituras e a história do tango argentino, podem ser encontradas nos sites: www.elportaldeltango.com  =>  http://elfirulete.cjb.net  =>  www.ladytango.cjb.net.

 

Veja abaixo, a pintura em tela, da artista plástica Célia Amirabile, que retratou um momento da apresentação de um  tango, de Ney e Cristina, no Clube Cimavex em Taubaté - SP, em 18/08/2001, numa deferência de Roberto Simões (O Homem do Chapéu), Promotor de eventos de Taubaté - SP. E-mail:  betosimoes@bol.com.br 

Pintura de  Tango - Autora: Célia Amirabile
Ney Homero e Cristina
Copiada de uma foto da apresentação de tango no Clube Cimavex - Taubaté, SP em 24/04/2002
Deferência especial do Promoter Roberto Simões - O Homem do Chapéu

Letras de Tangos Famosos

MI BUENOS AIRES QUERIDO (1934)

Letra de Alfredo Le Pera
Musica de Carlos Gardel

 Mi Buenos Aires querido,
cuando yo te vuelva a ver,
no habra más penas ni olvido.
 
El farolito de la calle en que nací
fue el centinela de mis promesas de amor,
bajo su inquieta lucecita yo la vi
 
a mi pebeta luminosa como un sol.
Hoy que la suerte quiere que te vuelva a ver,
ciudad porteña de mi único querer,
 
oigo la queja de un bandoneón,
dentro del pecho pide rienda el corazón.
 Mi Buenos Aires, tierra florida
 
donde mi vida terminaré.
Bajo tu amparo no hay desengaños,
vuelan los años, se olvida el dolor.
 
 En caravana los recuerdos pasan
como una estela dulce de emoción,
quiero que sepas que al evocarte
 
se van las penas del corazón.
Las ventanitas de mis calles de arrabal,
donde sonríe una muchachita en flor;
 
quiero de nuevo yo volver a contemplar
aquellos ojos que acarician al mirar.
En la cortada más maleva,  una canción,
 
dice su ruego de coraje y de pasión;
una promesa y un suspirar
borró una lágrima de pena aquel cantar.
 
 Mi Buenos Aires querido...
cuando yo te vuelva a ver...
no habra más penas ni olvido...

POR UNA CABEZA (1935 )

Carlos Gardel y
Alfredo Le Pera
 
 Por una cabeza de un noble potrillo
que justo en la raya afloja al llegar
y que al regresar parece decir:
No olvides, hermano, vos sabés, no hay que jugar...
 
  Por una cabeza, metejón de un día,
de aquella coqueta y risueña mujer
que al jurar sonriendo, el amor que esta mintiendo
quema en una hoguera todo mi querer.
 
   Por una cabeza
 todas las locuras
 su boca que besa
 borra la tristeza,
 calma la amargura.
 
   Por una cabeza
 si ella me olvida
 qué importa perderme,
 mil veces la vida
 para que vivir...
 
  Cuantos desengaños, por una cabeza,
yo juré mil veces no vuelvo a insistir
pero si un mirar me hiere al pasar,
su boca de fuego, otra vez, quiero besar.
 
  Basta de carreras, se acabó la timba,
un final reñido yo no vuelvo a ver,
pero si algún pingo llega a ser fija el domingo,
yo mr juego entero qué le voy a hacer

A MEDIA LUZ (1926)

 

Letra de Carlos César Lenzi

Música de Edgardo Donato

 

   Corrientes tres cuatro ocho

segundo piso ascensor...

No hay porteros ni vecinos,

adentro, cocktail y amor...

 

Pisito que puso Mapple

piano, estera y velador

un telefón que contesta,

una vitrola que llora

 

viejos tangos de mi flor,

y un gato de porcelana

pa´ que no maúlle al amor. 

 

Y todo a media luz...

¡Qué brujo es el amor!

A media luz los besos,

a media luz los dos...

 

Y todo a media luz,

crepúsculo interior...

Que suave terciopelo,

la media luz de amor... 

 

Juncal doce veinticuatro

telefoneá sin temor...

De tarde, té con masitas,

de noche, tango y champán.

 

Los domingos, té danzante,

los lunes desolación...

Hay de todo en la casita:

almohadones y divanes,

 

como en botica, cocó;

alfombras que no hacen ruido

y mesa puesta al amor...


VOLVER (1934)

 

Letra de Alfredo Le Pera

Música de Carlos Gardel

 

 Yo adivino el parpadeo

de las luces que a lo lejos

van marcando mi retorno.

 

Son las mismas que alumbraron

con sus pálidos reflejos

hondas horas de dolar.

 

Y aunque no quise regreso,

siempre se vuelve al primer amor.

 

La quieta calle, donde un eco dijo:

"Tuya es su vida, tuyo es su querer",

 

bajo el burlón mirar de las estrellas

que con indiferencia hoy me ven volver...

 

 Volver

con la frente marchita,

las nieves del tiempo

platearon mi sien...

 

Sentir

que es un soplo la vida

que veinte años no es nada,

que febril la mirada

errante en la sombra

te busca y te nombra...

 

Vivir

con el alma aferrada

a un dulce recuerdo

que lloro otra vez.

 

Tengo miedo del encuentro

con el pasado que vuelve

a enfrentarse con mi vida;

 

tengo miedo de las noches

que, pobladas de recuerdos,

encadenen mi soñar...

 

¡Pero el viajero que huye

tarde o temprano detiene su andar!

 

Y aunque el olvido, que todo destruye,

haya matado mi vieja ilusión,

 

guardo escondida una esperanza humilde

que es toda la fortuna de mi corazón


CAMINITO (1926)

 

Letra de Gabino Coria Peñaloza

Música de Juan de Dios Filiberto 

 

Caminito que el tiempo ha borrado,

que juntos un día nos viste pasar,

 

he venido por última vez,

he venido a contarte mi mal...

 

Caminito que entonces estabas

bordeado de trébol y juncos en flor,

 

una sombra ya pronto serás,

una sombra lo mismo que yo... 

 

Desde que se fue

triste vivo yo;

caminito amigo,

yo también me voy...

 

Desde que se fue

nunca más volvió;

seguiré sus pasos...

¡Caminito, adiós...!

 

Caminito que todas las tardes

feliz recorría cantando mi amor,

 

no le digas si vuelve a pasar

que mi llanto tu suelo regó.

 

Caminito cubierto de cardos,

la mano del tiempo tu huella borró;

 

yo a tu lado quisiera caer

y que el tiempo nos mate a los dos


CAMBALACHE (1935 )

Letra e música de
Enrique Santos Discépolo

Que el mundo fue y será una porquería, ya lo sé;
en el quinientos seis
y en el dos mil también;
que siempre ha habido chorros,
 
maquiavelos y estafaos,
contentos y amargaos,
valores y dublés,
pero que el siglo veinte es un despliegue
 
de maldad  insolente
ya no hay quien lo niegue;
vivimos revolcaos en un merengue
y en un mismo lodo todos manoseaos.
 
  Hoy resulta que es lo mismo
ser derecho que traidor,
ignorante, sabio, chorro,
generoso, estafador.
 
Todo es igual; nada es mejor;
lo mismo un burro que un gran profesor.
No hay aplazaos ni escalafón;
los inmorales nos han igualao.
 
Si uno vive en la impostura
y otro roba en su ambición,
da lo mismo que sea cura,
colchonero, rey de bastos,
 
caradura o polizón.
  Qué falta de respeto,
que atropello a la razón;
cualquiera es un señor,
 
cualquiera es un ladrón.
 Mezclaos con Stravinsky,
van Don Bosco y la Mignon,
don Chicho y Napoleón,
 
Carnera y San Martín.
 Igual que en la vidriera irrespetuosa
de los cambalaches
se ha mezclao la vida,
 
y herida por un sable sin remaches
ves llorar la Biblia contra un calefón.
  Siglo veinte, cambalache
problemático y febril;
 
el que no llora, no mama,
y el que no afana es un gil.
Dale nomás, dale que va,
que allá en el horno nos vamo a encontrar.
 
No pienses más, echate a un lao,
que a nadie importa si naciste honrao.
Que es lo mismo el que labura
noche y día como un buey
 
que el que vive de los otros,
que el que mata o el que cura
o está  fuera de la ley

ADIOS NONINO

Letra de Eladia Blázquez
Música de Astor Piazzolla

 Desde una estrella al titilar...
Me hará señales de acudir,
por una luz de eternidad
cuando me llame, voy a ir.

A preguntarle, por ese niño
que con su muerte lo perdí,
que con "Nonino" se me fué ...
Cuando me diga, ven aquí ...
 
 Renaceré ... Porque...
Soy...! la raíz, del país que amasó con su arcilla,
Soy...! Sangre y piel, del "tano" aquel, que me dió su semilla...
 
Adiós "Nonino"
 ... que largo sin vos, será el camino.
Dolor, tristeza, la mesa y el pan...!
 
 Y mi adiós... Ay...! Mi adiós, a tu amor, tu tabaco, tu vino.
¿Quién...? Sin piedad, me robó la mitad, al llevarte "Nonino"...


Tal vez un día, yo también mirando atrás...
Como vos, diga adiós... No vá más...!
 
 (Recitado)
 
 Y hoy mi viejo "Nonino" es una planta.
Es la luz, es el viento y es el río...
Este torrente mío lo suplanta,
prolongando en mi ser, su desafío.
 
 Me sucedo en su sangre, lo adivino.
Y presiento en mi voz, su proprio eco.
Esta voz que una vez, me sonó a hueco
cuando le dije adiós... Adiós "Nonino".
 
Soy...! la raíz, del país que amasó con su arcilla,
Soy...! Sangre y piel, del "tano" aquel, que me dió su semilla...
Adiós "Nonino" ...! Dejaste tu sol, em mi destino.
Tu ardor sin miedo, tu credo de amor.
 
Y ese afán... Ay...! Tu afán, por sembrar de esperanza el camino.
Soy tu panal y esta gota de sal, que hoy te llora "Nonino".
Tal vez el día que se corte mi piolín,
te veré sabré...Que no hay fin

Retornar ao Portal Bardetango

Retornar ao Bar Temático de Tango

 Página criada em 10/05/2002 - atualizada em 02/12/2006 © Bardetango - © Ney Homero S. Rocha, desde 17/11/2001